miércoles, 4 de noviembre de 2009

Patricia moreno, la primera medalla de la gimnasia artistica femenina

PATRICIA MORENO SANCHEZ
La medalla de Patricia Moreno en Atenas pudo sorprender a muchos, pero no a sus entrenadores que habían seguido la trayectoria de al gimnastas desde 1998 cuando participo, con tan solo 10 años, en el campeonato de España alevín, ganado la prueba de salto, siendo segunda en suelo y asimétricas, y cuarta en la clasificación general. Patricia había nacido, como un regalo de reyes con retraso, el siete de enero de 1988 y con seis años se inicia en la gimnasia en el club Pozuelo, primero en gimnasia rítmica. Pero como ella misma se explica “la rítmica era sólo como ballet y me aburría. La artística era más hacer volteretas y esas cosas y era más divertida”. Y Patricia dejo las cintas y las mazas y empezó a realizar giros y piruetas. Pronto esta menuda chica, solo mide 1,44, llamo la atención de sus entrenadores. “era muy constante y esa es la mejor de sus virtudes” apunta Sylvia García que guio sus primeros pasos. En 1999, con tan solo 11 años se proclama campeona de España en categoría alevín ganado no solo en la general sino también en suelo y asimétricas, y quedando segunda en salto y barra. Fue el comienzo de su carrera de éxitos. En los dos años posteriores se proclama subcampeona nacional, ya en categoría infantil, pero ganado en ambos casos en la prueba de suelo, su favorita. La vencedora en las dos ediciones fue Melodie Pulgarín, compañera luego en el equipo nacional y una de las mejores amigas de Patricia. Con doce años paso a entrenarse con muchas de sus compañeras en el CAR (centro de alto rendimiento ) de Madrid donde pasa a las ordenes de Manuel Carballo padre, el “guru” de la gimnasia española, que de entrada no estaba muy convencido de las cualidades de Patricia : “ la verada es que no me gustaba nada porque, perdonad la expresión, era muy esmirriadilla. Era muy poquita cosa. La trajo al gimnasio su padre junto a su hermana, Ainhoa, pero la teníamos ahí sin prestarle muchas atenciones. Fue a base de años que mejoro”. En 2002 pasa a categoría junior con el pie derecho y se proclama campeona de España , ganado además en suelo, salto y asimétricas, y los títulos la conducen a la internacionalidad debutando ante Gran Bretaña. Participa en su primera competición de importancia: el campeonato de Europa junior , donde concluye decimocuarta y queda al borde de la medalla en la prueba de suelo donde finaliza cuarta. Concluye el año saltando al equipo absoluto para enfrentarse a Grecia y México primero y luego a Italia. El año preolímpico es de febril actividad, Patricia pasa más tiempo fuera de casa que en ella ,entre concentraciones y competiciones. Queda segunda en el campeonato de España absoluto , escoltada por Elena Gómez, primera, y Lenika de Simone, tercera. E interviene en su primer mundial con una quinta posición por equipos y la 22ª posicionen la general. Es precisamente esa quinta plaza la que da a España un puesto en los Juegos Olímpicos a los que acude Patricia como única madrileña, pero manteniendo la trayectoria de que haya una nacida en la capital siempre que se compite con el equipo completo. Poco antes de los Juegos la selección acude al Europeo donde logra la cuarta plaza por equipos, pero que para Patricia moreno es un poco frustrante. La madrileña sufre una ligera lesión en su aparato, el suelo, y abandona la competición para no forzar. Reaparece un mes después en la Copa Iberoamericana donde es tercera en la general y primera por equipos. En la capital griega la gimnasia española va a firmar su página más brillante. Las cosas para el equipo femenino no comienzan bien, al termino de la jornada de obligatorios solo son séptimas por equipos. Elena Gómez, la gran baza española y que se proclamo campeona mundial de suelo hace dos años, marcha 18ª y Patricia, la única que con Elena ha competido en todos los aparatos es trigesimoseptima y queda fuera de la final general pero sin embargo realiza una prueba de suelo expectacular, introduciendo un triple giro y medio, una pirueta que ninguna mujer del mundo ha realizado y que a partir de ahora lleva su nombre en el código internacional, todo un honor. Su nota es de 9,587, lo que le dan la quinta plaza provisional y un puesto en la final. Elena solo ha podido sumar 9,500 y se queda a las puertas de la final. La jornada de libres es mucho mejor para el equipo español, sobre todo en barras asimétricas donde las españolas logran la segunda nota solo superadas por Estados Unidos y aventajando a la imbatibles rumanas, ello unido a las calificaciones en barra y salto colocan definitivamente a España en el quinto puesto, un lugar al que parecen abonadas en los últimos años, y deja a Elena Gómez como octava en el general. Patricia Moreno se ha reservado para la final de suelo y solo ha competido en este aparato con una nota de 9,462, algo inferior a la nota de los obligatorios. Poco más de punto y medio han separado al joven conjunto español de la medalla de bronce. Patricia afronta al final de suelo sin presiones, ha llegado a Atenas como escudera de Elena Gómez y se encuentra ya entre los ocho mejores, solo tiene que saltar al tapiz, divertirse, y hacerlo lo mejor posible. Y vaya si lo logro. La primera en intervenir es la brasileña Didiana Dos Santos, campeona mundial el año pasado, y a quien el traicionan los nervios. Gimnasta muy potente no es capaz de controlar los saltos en las dos primeras diagonales y se sale del tapiz, es penalizada y su puntuación de 9,375 la dejan fuera de la lucha por el podio. Patricia es la siguiente en actuar, la madrileña parte con una nota inicial de 10, la máxima dificultad, y que tan solo la brasileña y la rumana Pomor daban a sus ejercicios. Su primera diagonal es perfecta, clavando la caída, en la segunda va su ya famoso giro, y aunque en esta ocasión no sale tan redondo como en la clasificación, también es de calidad. Después de unos ejercicios de ajuste completa otra magnifica diagonal y espera a la nota de las jueces. La mexicana le da un 9,60, pero la británica se queda en 9,40. El resto de las notas están entre el 9,45 y el 9,50 que dan una media de 9,487 que momentáneamente le dan la primera posición. La china Cheng era una rival de cuidado pero también penaliza por salirse del tapiz y se queda con una nota de 9,412. Y peor es aún la clasificación de la canadiense Richardson que también ha pagado el tributo de los nervios y ha sufrido el rigor de las jueces. Es ahora el turno de la rumana Pomor, que realiza un ejercicio de gran dificultad y perfecta ejecución que el vale un 9,75, nota unánime de las seis jueces, y le asegura la medalla de oro. La norteamericana Bhardwaj peca de conservadora y aunque realiza un ejercicio correcto, su nota de partida de solo 9,70, le condena a una clasificación final de 9,312. Quedan dos gimnastas por actuar y Patricia es ahora mismo plata. La ucraniana Kozich, con solo 9,50 de nota de partida, tenía pocas opciones y además las hecha todas a perder con una nueva salida del tapiz, lo que ha sido una tónica en esta final, y queda ultima en la final. Moreno ya es medalla. La ultima en actuar es la otra rumana, Sofronie, que asegura su ejercicio y de paso la medalla de plata con 9,562 de valoración. Patricia se queda tercera pero ello significa la primera medalla lograda en la gimnasia artística femenina y que unida a la que hace pocos minutos ha logrado Gervasio Defer en salto hace de este 23 de agosto la fecha más importante de la gimnasia olímpica española. La tensión de al final ha concluido y comienza el momento de las reflexiones “Siento mucha felicidad. Me he sentido muy a gusto. Nunca había estado en una gran final y de repente verme en una olímpica ya era un regalo para mí, así que cuando estaba en el podio no pensaba en nada, solo que estaba allí y lo había conseguido. Elena Gómez también tenía que haber estado aquí, pero los jueces fueron a por ella. Yo estaba muy tranquila porque no tenía nada que perder y sí mucho que ganar. Estoy alucinando muchísimo” declaro Patricia nada más recibir su bronce. Ahora deberá pensar en sus estudios porque la preparación de los Juegos le ha impedido ir con regularidad a clase y repetirá 4º de la ESO. También Jesús Carballo destacaba la labor de Patricia “los entrenadores tenemos mucha confianza en los que son segundos o terceros, caso de Patricia, porque van con menos presión y pueden tener un mejor resultado. Yo creo que le dio la medalla la segunda diagonal con los tres giros y medio porque añade una dificultada nueva” El entrenador nacional también se acuerda de Elena Gómez “Como se ha visto al medalla también estaba al alcance de Elena, pero Patricia tiene una virtud muy buena: siente los giros de una forma extraordinaria. Le falta fortaleza física, cuerpo y trabajo. Lo importante de este bronce es que le dé al convicción de que con pundonor y esfuerzo puede llegar mucho más lejos.” El año 2005 va a ser difícil para Patricia a pesar de que comenzó muy bien al ganar la prueba de suelo en la prestigiosa American Cup para luego sumar un segundo puesto en suelo y un tercero en barra en la Copa del Mundo de Rio de Janeiro pero en el Campeonato de Europa de Hungría se lesiona y se pierde el resto de la temporada. En la temporada siguiente, ya recuperada, logra su mejor clasificación en el campeonato nacional absoluto , a pesar de que ella todavía está en edad junior, al quedar segunda, detrás de Tania Gener, y venciendo en suelo , la prueba en al que nunca falla. Pocos meses después logra junto al resto del equipo español una historica victoria ante Rumania, en un encuentro que servia de preparación para los mundiales, en los que, sin embargo, se baja en la clasificación y solo se obtiene el octavo puesto. El 2007 tuvo tres citas importantes en la vida deportiva de Patricia Moreno: El europeo, donde a pesar de que la madrileña solo puede ser decimocuarta en al general y séptima en al final de suelo, es una de las competiciones de las que mejores recuerdos tiene. También recuerda con especial cariño el nacional, en Palma de Mallorca, donde por fin, logra la victoria absoluta amen de triunfos parciales en suelo, barra y asimétricas. Patricia está en su mejor momento, ha realizado innovaciones en sus ejercicios, y ya no solo destaca en suelo sino que apunta a grandes cosas en la general y apunta a ser pieza fundamental en los Juegos de Pekín, pero antes hay que ganar la clasificación del equipo y ello debe producirse en el mundial de Stuttgart, en el mes de septiembre. España empieza sus rotaciones en barra y cuando Patricia realiza su salida del aparato, con una triple pirueta, sufre una caída que le produce una fisura del segundo metacarpiano de un pie, y un esguince en el otro. El equipo acuso la ausencia de Moreno y solo logra la decimoquinta posición que solo da dos plazas para el torneo olímpico. Estas lesiones marcaran la carrera de Patricia que ya no se recuperaría, sufre nuevas recaídas y ya sin esperanzas de participar en la cita olímpica decide retirarse el 25 de julio de 2008. Patricia Moreno recibe un homenaje de todo el equipo español que intervendrá en Pekín junto al secretario de estado para el deporte, Jaime Lissavesky, y siguió por televisión sus actuaciones, aunque como ella misma reconociera, tuviera que madrugar. Con 20 años, esta menuda chica de Pozuelo, no ha dejado al gimnasia ahora entrena a las más jóvenes en su club y en el CAR de Madrid, estudia INEF, y puede dedicar más tiempo a su familia, y sus aficiones: leer, escuchar música y ver la televisión, incluso agasajarse de vez en cuando con una paella, su comida favorita y que antes no podía prodigar. Y ella siempre quedara en la historia de la gimnasia española como la primera, y de momento única, medalla femenina en la disciplina de artística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada